Cambiar la base de apoyo a los jugadores

El entrenador de tenis de la UBA reflexiona sobre la actualidad de las categorías menores y hace propuestas para cambiar los sistemas de calificación y que puedan mejorar los resultados.

Todo empezó la semana de Copa Davis. Recordando, me di cuenta de que parecía una maldición: llegamos a cuatro finales y no la pudimos ganar nunca…”, cuenta Fernando Sommantico, docente y profesor de tenis y entrenador de equipos de la UBA desde hace ya ocho años. Mientras divide su tiempo entre las clases en las canchas de Ciudad Universitaria y la escritura de un libro sobre el proceso de formación de tenistas, él –también ex jugador profesional de paddle– se hace un espacio para reflexionar sobre la actualidad de las categorías menores en el deporte de la raqueta.

Para eso, también se apoya en la experiencia de acompañar a su hijo Franco, de 15 años, en el circuito nacional de menores: “Esa semana, averiguando, me di cuenta de que Argentina tampoco la conquistó en menores: llegó a dos finales y nunca la pudo ganar. ¿Y en la Copa Mundial hasta 14 años? Ganó una vez y perdió dos finales… Ahí, me interesé por ver cómo estaba el tenis en menores a nivel sudamericano.”

–¿Y con qué se encontró?

–Del año 2006 hasta ahora, los torneos por equipos de entre 12, 14 y 16 años ya no tienen la supremacía argentina que tenían hasta el 2006. En sub 12, Chile y Brasil están ganando más torneos que nosotros y en sub 16 no hay un país definido como el que gana más torneos…

–Pero ellos tampoco ganaron la Copa Davis Juniors en los últimos años. Chile salió campeón en 2001…

–Sí, es verdad, pero me refiero a que están creciendo en Sudamérica y el dominio que tenía Argentina hasta el 2006, a nivel equipo, ya no lo tiene más. A partir de ahí, me interesé por el sistema de competencia y distribución de puntos en los distintos países de Sudamérica. A nivel ATP, es proporcional: sabemos que el torneo más importante, un Grand Slam, entrega 2000 puntos y el Masters 1000, los ATP 500 y 250 dan esa cantidad de puntos. En las competencias de Brasil, Chile y Uruguay, en las cuatro categorías principales (G1, G2, G3 y G4), el margen entre ganar un torneo G1 y uno G2 no es tan grande: quizás, uno te da 200 puntos y el otro 100 o 150. Pero en Argentina, si ganás un G1, te llevás 600 puntos; un G2, 200; un G3, 80; y un G4, 40. Eso es un detalle, pero, además, hay algo que me parece muy discutible y que no sé bien a qué apunta: en nuestro país, para conformar el ranking, se seleccionan los siete mejores torneos de cada jugador…

–¿Y eso en qué afectaría?

–Le doy un ejemplo: hay dos jugadores que se anotan en los mismos 20 torneos, pero uno llega a la semifinal en todos y el otro pierde en 13 primeras rondas, llega a seis semifinales y a una final. Ese último tendrá mejor ranking que el primero y me parece que es algo para discutir: ¿Es meritocrático? ¿Qué es más valioso: llegar a una final y perder en 13 primeras rondas o jugar 20 semifinales? En menores, uno ve que hay pibes que tienen 8000 puntos, porque llegaron, por decirte algo, a 400 cuartos de final, y hay otro, que quizás jugó seis torneos pero llegó a dos finales y tiene mejor ranking. Además, esos que están en la parte de arriba del ranking y que, de alguna manera, se lo merecen porque lo dice su ranking, empiezan a tener ciertas ventajas acumulativas…

–¿A qué se refiere?

–Cuando los diez primeros del ranking se disparan, empiezan a tener ciertos beneficios: si estás bien rankeado, jugás torneos de 500 puntos y no de 200… Además, en los viajes, entrás directamente al cuadro principal y no tenés que jugar la qualy, con lo que te evitás el gasto que puede implicar eso en un viaje. Y también me refiero al apoyo que empezás a recibir, porque la Asociación (Argentina de Tenis) elige a los diez mejores del ranking y les hace un seguimiento un poquito más fino que al resto.

–Según el reglamento existe un apoyo, pero, en concreto, ¿cómo sabe que son los diez primeros del ranking los que lo reciben?

–Los vi yo el año pasado, cuando vinieron a entrenar acá, al campo de la facultad, porque se iban al Sudamericano. Eran los diez primeros de la sub 12 y 14… Más allá de que debe haber un seguimiento al número 15 o al 16, que viven en el Interior, acá se revisó a los diez primeros. Al resto, se los mirará de reojo.

–En definitiva, ¿cuál sería el cambio que le parece importante?

–Ampliar la base de apoyo a jugadores, cambiar el sistema del ranking para que todo sea más competitivo, acortar la diferencia en el sistema de distribución de puntos para hacerlo más proporcional y debatir sobre la selección de los siete mejores resultados de cada jugador para establecer el ranking…

–¿Cree que todo esto incide directamente en los resultados de la Argentina a nivel equipo?

–Y, sí, porque, con esos resultados, quienes llegan a los primeros puestos, ¿realmente son talentosos? Con este sistema, los que llegaron, ¿son los mejores o están ahí porque lo permitió el sistema del ranking? Me parece que es cuestionable y, por lo menos, es para debatir.

Entrevista realizada realizada por InfoNews a mi persona y publicada en:

http://elgraficodiario.infonews.com/2013/04/23/elgraficodiario-71829-cambiar-la-base-de-apoyo-a-los-jugadores.php

3 Comentarios

Dejar una Respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR