Destino Croacia

Un equipo con todas las letras

Glasgow, Escocia, Gran Bretaña. El ‘Emirates Stadium’ era el escenario elegido por los locales para recibir a Argentina por una de las semifinales de la Copa Davis en su versión 2016. Andy Murray(2° ATP singles) y su hermano Jamie (4° ATP dobles), acompañados por Kyle Edmund (55°) yDaniel Evans (53°), eran los campeones vigentes de la competición y candidatos a volver a la final a fines de noviembre. Los convocados por el capitán argentino Daniel Orsanic para viajar a Europa y lograr la hazaña fueron Juan Martín Del PotroGuido PellaFederico Delbonis y Leonardo Mayer. Los visitantes sin un Top40 entre sus seleccionados.

Elegido por la nueva dirigencia de la AAT para convencer a Del Potro a volver al equipo y con un proyecto para el desarrollo del tenis de base interesante, Daniel Orsanic tomó las riendas del equipo argentino de Copa Davis la temporada pasada. Semifinalista en 2015 sin “DelPo” en el equipo pero con el apoyo del tandilense, a la espera de su recuperación, Argentina inició 2016 con victoria en Polonia. Italia de visitante fue el siguiente escollo sorteado por este equipo con la presencia de Juan Martín en el dobles, fundamental por el efecto causado en los rivales y en sus compañeros. El triunfo en Pesaro dejó buenas sensaciones, sabiendo que con los meses Del Potromejoraría físicamente.

El ejecutor y el mentor en un abrazo que cierra una de las mejores victorias de la carrera de Del Potro

Llegó septiembre. La serie de ‘superactuaciones’ de “La Torre de Tandil” en la últimas semanas (Wimbledon, Rio 2016 y US Open) elevaron el nivel de la serie y mermaron la diferencia que había entre ambos equipos. A pesar de eso, el cansancio acumulado perjudicaba al argentino al no permitirle, salvo partidos muy rápidos, disputar los tres puntos. Tercer jugador más arriba en el ranking de los convocados, al límite físicamente, la estrategia elegida fue ir de N°2, enfrentar aMurray el viernes, jugarse a dar el batacazo y después ver si jugar el dobles, el singles o ambos en el mejor de los casos.

El sorteo determinó que la serie la abrían Murray-Del Potro. El plato fuerte era la entrada de la cena. Cinco horas y siete minutos de gran tenis terminaron con la alegría visitante, el parido más largo de la carrera del ganador. La final de Rio 2016 invertía los ganadores. 1-0 Argentina. La presión caía sobre Edmund que debía no defraudar ante Pella. Ante la incrédula mirada de escoceses, ingleses, galeses y norirlandeses, alentando a los suyos, Guido ponía match point al equipo albiceleste el primer día de competencia. Ni los más fanáticos u osados imaginaban un 0-2 a Gran Bretaña. Orsanic tomó riesgos y acertó. Pero aun faltaba una eternidad para la final.

El desahogo de un lider, el aplauso de un compañero ideal

El dobles era a priori el punto más difícil de la serie. Jamie Murray (1° ATP dobles en abril), campeón del Australian Open y del US Open 2016, acompañado por su hermano Andy (invictos en Copa Davis) eran una vara muy alta. El viernes extenuó a Juan Martín que sin resto físico para disputar otro singles a cinco sets, prefirió jugar el dobles, hacer fuerza en una modalidad con menos exigencia y sellar una serie épica el dobles. Hubiera sido demasiado perfecto todo. A pesar de sacar sets iguales 4-3, el partido lo ganaron los locales. Desde ese quiebre, fue todo de los anglosajones. La jerarquía de Andy y el oficio de Jamie superó la valentía de Mayer y el orgullo deDel Potro.

Como era previsible y a pesar del cansancio físico visible de Murray, en el duelo de los número uno de la serie, salió airoso el británico. Pella poco pudo hacer ante el N°2 del mundo que dosificó fuerza, fue agresivo y aun agotado, no tuvo inconvenientes. El quinto punto, especulado por muchos, llegó. Pero los elegidos no fueron los del viernes. El pase a la final lo definirían Leonardo Mayer y Daniel Evans. Los nervios y la falta de ritmo del yacaré en este nivel le costaron el primer set pero a partir del segundo, su tenis fluyó, su derecha fue contundente y sin titubear, se llevó el encuentro y la serie. El 114° ATP le daba la clasificación a Argentina a la final de la Copa Davis.

Los protagonistas saludando a Mayer apenas sellado el pase a la final

Será la quinta final de Copa Davis que disputará Argentina a lo largo de la historia de la competencia. En todas las anteriores no pudo obtener la Ensaladera de Plata: 1981 Estados Unidos (Cincinnati), 2006 Rusia (Moscú), 2008 España (Mar del Plata) y 2011 España (Sevilla). Esta vez será en Croacia, aun por definirse la serie. Lo único que se sabe es que será en Croacia, bajo techo y con capacidad para al menos 12000 personas (salvo excepción), reglas ITF para dicho instancia. El anfitrión ya fue campeón en 2005 en su única aparición en una final. Siguiendo con los números, Argentina es el único país con cuatro finales que nunca fue campeón del certamen. ¿La quinta será la vencida?

Daniel Vitale Pizarro

Dejar una Respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR