“El mejor tenis de mi vida”

La próxima vez será Jo.

“Creo que fueron las dos mejores semanas de mi carrera. Jugué al tenis como nunca, además he logrado el doblete, de verdad, así es como lo siento”. No encuentro mejor manera de empezar que con las palabras de Novak Djokovic sobre su presente, porque lo que hizo en catorce días no fue perfecto solo porque la perfección no existe. Diez partidos, veinte sets, tres Top10, siete Top20, un solo tiebreak y un solo 6/4 fueron los obstáculos que sorteó con comodidad, sin titubear. Títulos en Beijing y Shanghai con una superioridad pocas veces vista. Nunca estuvo en peligro, siempre dominó a sus rivales, se los llevó por delante…

El serbio se explayó un poco más sobre sus semanas en China: “La energía estuvo genial. No me he cansado, siempre tuve un montón de intensidad, de concentración, con un alto nivel de rendimiento desde el primer partido en Pekín hasta el encuentro de hoy. Estoy muy satisfecho con la manera en la que he jugado, es algo que me anima a seguir adelante y ojalá a mantener este nivel. Tanto hoy como en el torneo, me ha salido todo increíblemente bien”. Un Djokovic más agresivo, menos especulador y decidido a finalizar los puntos lo más arriba posible, muestran a las claras la evolución como jugador en relación a su temporada récord de 2011 que ya superó en casi todo.

La devolución, el golpe con el que marca el ritmo del partido.

Solo le falta un título para igualar la marca de hace cuatro años, porque en los demás items igualó o superó a su anterior inmaculada temporada. En 2011 a esta altura había logrado diez títulos, tres de Grand Slams más una semifinal y cinco Masters1000 (63-3 vs 73-5 hastaShanghai). Los números del 2015 son levemente mejores en varios aspectos, no solo en su nivel de juego dentro de una cancha que quizás es lo más notorio. Hasta hoy acumula nueve títulos, tres Grand Slams y cinco Masters1000. La diferencia está en las finales. En 2015 llegó a todas las finales de Grand Slam y Masters1000 que disputó, récord en la Era Abierta (3-1 en GS y 5-2 en M1000).

Además disputó catorce torneos y alcanzó la final en trece (9-5). Solo cayó en cuartos de final de Doha al inicio del año. Lo único que no podrá superar son los 41 partidos invictos que estuvo en 2011 porque no alcanzan los torneos para igualar esa marca en lo que queda de 2015. El tandem Vajda-Becker-Djokovic está en su punto máximo, en el clímax. El desafío será mantener ese nivel de excelencia por el mayor tiempo posible, algo extremadamente difícil luego de un largo y extenuante calendario, que culminará como desde 2007 sin excepción en el Masters, campeón de dicho certamen en cuatro oportunidades, las últimas tres al hilo.

Sin respuestas pero no por su culpa…

Finalista por primera vez en Shanghai y en la lucha por ingresar a Londres, Jo-Wilfried Tsongano buscó excusas y llenó de elogios a Novak: “Djokovic por ahora es muchísimo mejor que todos nosotros. Tendrías que hacer tu mejor tenis para derrotarlo pero es difícil llegar a tu mejor nivel en cada partido. Es impresionante lo que ha hecho este año. Pocos podrían hacerlo”. El francés subió cinco puestos (9°) en la “Carrera a Londres” gracias al título enMetz y la final en China, pero sigue lejos de David Ferrer (8°), lo separan 945 puntos a falta de 1500 posibles, es mucho con tan poco por jugar, pero la esperanza es lo último que se pierde.

De nuevo Top10 en el ranking ATP, a sus 30 años su temporada siempre toma vuelo en losmeses finales. Sin tanto cansancio físico por su regular irregularidad, llega a esta parte de la temporada más fresco que sus rivales y el exnúmero cinco del mundo saca provecho de eso. Agresivo por naturaleza, peligroso como pocos, Tsonga impone respeto cuando ingresa a una cancha de tenis, más aun si está enfocado. Se agranda en las grandes citas, saca lo mejor de si. No es casualidad que haya alcanzado una final de Grand Slam más cinco semifinales, final del Masters, ganador de dos Masters1000 y finalista otras dos veces…

2012 (Murray) y 2013 (Del Potro). Siempre de remera roja, en honor al color tradicional chino.

Su tercer título en Shanghai (cuarto más la Copa de Maestros 2008) es el 25 Masters1000 de su carrera, uno más que Federer y dos menos que Nadal, los tres más ganadores. Sus 57 trofeos lo ubican a uno de Ilie Nastase, el 10° más ganador de este deporte. Número uno sin discusión, lleva 169 semanas al frente del ranking ATP, una menos que John McEnroe (5°), al que superará cuando inicie París Bercy. Dominador absoluto esta temporada, puede romper varios récords más y firmar la mejor campaña de la historia del profesionalismo, a estas alturas más probable que improbable. París y el Masters, su hoja de ruta de acá a fin de año. Solo queda esperar y disfrutar.

Daniel Vitale Pizarro

Dejar una Respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR