Esperado debut

 

Solo él sabe lo que le costó

A tono con la edad promedio de los protagonistas de estos años, Pablo Cuevas debutó como campeón ATP a los 28 años, maduro física, mental y tenisticamente. En Bastad, Suecia, el argentino-uruguayo levantó la copa tras derrotar al portugués Joao Sousa 6/2 6/1, sin mayores complicaciones, para que toda la banda oriental festejara su título, el séptimo en la historia “celeste”. Compañero de ruta de los argentinos, Pablo obtuvo el mismo trofeo que Berlocq en 2013, Zabaleta en 2003-04 y su compatriota Marcelo Filippini en 1998, este último el máximo ganador en la historia de Uruguay con cinco coronas ATP en su haber.

111° del ranking mundial, Cuevas ingresó al cuadro principal del certamen gracias a su ranking protegido, por esa bendita lesión en su rodilla derecha que lo mantuvo alejado por casi dos años de las canchas. ChardyLindellOlivoVerdasco Sousa fueron los que sufrieron la consistencia del nacido en Concordia. Consistencia que ninguno pudo quebrar. Solo el wild card local Lindell le arrebató un set y lo puso en apuros en cuartos de final, problemas que sorteó y se encaminó hacia su debut como campeón. El portugués ya conocía lo que era coronarse en este nivel, al revés que el uruguayo que disputaba su primera final. Por el rendimiento de ambos y el resultado final, no se notó la inexperiencia del uruguayo que supo afrontar la definición con holgura.
Cuantas cosas se le habrán pasado por la cabeza en ese momento
Pablo Gabriel Cuevas nació en Concordia, Entre Rios, Argentina, de casualidad. De madre uruguaya y padre argentino, el 1° de enero de 1986 durante las fiestas fue cuando nacióPablo en la provincia argentina, ya que pasaban año nuevo allí. Comenzó a jugar al tenis en un club de campo con sus padres a los seis años. A pesar de nacer en Argentina, desde muy chico representó a Uruguay ya que por su madre uruguaya pudo nacionalizarse sin problemas. Instalado en la ciudad de Salto, Uruguay, comenzó a entrenar en el “Club Remeros” de esa ciudad. En el club practicaba fútbol, canotaje, basquet y tenis, de todo un poco. Incluso varias veces se iba de Concordia hasta Salto remando en kayak para ir a entrenar al club, al tenis, deporte que eligió en su adolescencia, en la etapa donde hay que elegir un deporte en particular para dedicarse completamente.
Su inserción a los torneos profesionales fue en 2002, con 16 años, como invitado en un Future de Uruguay. Al año siguiente logró su primer punto ATP. En 2004 debutó en Copa Davis y aun como junior, ganó el Uruguay Bowl. Su primer Future lo consiguió en 2005 en Argentina y su primer Challenger fue dos años más tarde en Scheveningen, Holanda. Afianzado en el circuito Challenger (mechaba con certámenes ATP), en 2008 obtuvo su mejor resultado como profesional. En dobles, junto al peruano Luis Horna, se dieron el gusto de ganar Roland Garros. Quizás semejante título fue la confianza que le faltaba aCuevas para meterse de lleno en el circuito ATP y dejar los Challengers, cosa que sucedió mientras su físico se lo permitió.
Durante un entrenamiento, alegre como siempre
Entre 2009 y 2011, “Pipino” se mantuvo en el Top100, entre torneos ATP y algunos Challengers (en ese período ganó Szczecin en Polonia y perdió las finales de Montevideo yBuenos Aires). En 2010 estuvo parado casi cuatro meses por una lesión en su espalda. De vuelta en el circuito, a mediados de 2011 apareció otra lesión, la más grave de su carrera. Su rodilla derecha comenzó a mellar su físico. Esa rodilla lo alejó de las canchas por 23 meses, con dos operaciones en el medio y una larga y angustiosa recuperación, que hasta incluso lo hizo replantearse si continuar o no con el tenis.
El 2013 sería el año de la vuelta del uruguayo al circuito profesional, sano y con aspiraciones de meterse lo más rápido posible en el Top100, jugar torneos ATP, superar su mejor ranking (45°) y porque no, ganar algún título. Con ranking protegido por lesión, fue campeón del Challenger de Buenos Aires a fin de año. En marzo de 2014 hizo lo propio en Barranquilla, llegó a la final en Roma y nuevamente el campeonato en Mestre hace un mes, todos Challengers. Estaba listo para dar el salto de calidad en un certamen ATP, con las lesiones completamente olvidadas. Con tres unos en su ranking (111°) y apenas tres partidos ganados a nivel ATP en la temporada, desembarcó en Suecia para ser campeón, y Bastad fue la ciudad elegida donde levantó su primer trofeo en esta categoría.
“Es el golpe que hago con más naturalidad”. Cuevas dixit
El finalista Joao Sousa, que poco pudo hacer en la final, llegaba a la segunda definición ATP de su carrera, luego de sorprender a Julien Benneteau el año pasado en Kuala Lumpur y quitarle el título de las manos siendo la novena final perdida del francés, todo un récord por no poder ganar ni siquiera un trofeo ATP en su carrera (0-9). El portugués de 25 años es actualmente el número 35 del ranking, puesto más alto de su carrera. Una curiosidad: maneja con fluidez el español, catalán, francés, italiano, inglés y portugués, todo un políglota.
“Hace mucho que vengo trabajando y soñando con ganar un torneo ATP. Ahora después de la lesión que tuve siempre seguía en mi cabeza poder volver para ganar un torneo y estoy contento por conseguirlo”, palabras del campeón debutante ATP, que se sumó a Roberto Bautista Agut Federico Delbonis en esta temporada. El título en singles ATP se suma a los nueve que consiguió a nivel Challenger más otras cuatro finales. Además obtuvo cuatro títulos ATP en dobles en nueve finales disputadas y 14 cetros en la especialidad, pero en Challengers, sobre 31 finales. Todo un especialista en la materia.
Dato de color: Pablo Cuevas colabora con UNICEF en Uruguay y es miembro de una fundación de perros en Argentina.
Daniel Vitale Pizarro

Dejar una Respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR