Rafael Nadal sella 2013 como número uno del mundo

Rafael Nadal

En una temporada que parecía para recuperarse de su lesión y alcanzar un nivel semejante al que tenía cuando salió por siete meses del circuito, el español Rafael Nadal ha roto todos los pronósticos y cerrará el 2013 como número uno del mundo, por tercera vez en su carrera.

Al derrotar este miércoles al suizo Stanislas Wawrinka por 7-6 (5), 7-6 (6), el ibérico selló este año tal vez como el mejor de su carrera al ganar dos títulos de Grand Slam, cinco de Masters 1000, otros tres en ATP 500 y 250 y compilar más de 70 victorias en una temporada por cuarta vez.

Con su triunfo, Nadal pasa a las semifinales del ATP World Tour Finals, en el que buscará quedarse con uno de los pocos títulos importantes del circuito que le ha sido esquivo en su carrera.

El de Manacor inició 2013 en Sudamérica, donde cayó en la final del ATP 250 de Viña del Mar contra el argentino Horacio Zeballos, número 73 del mundo, lo que en ese momento no fue un buen augurio.

Sin embargo, las semanas siguientes cambiaron esa percepción cuando se alzó con los títulos de Sao Paulo (ATP 250) y Acapulco (ATP 500). En este último no cedió un solo set y derrotó en la final a su compatriota David Ferrer con un contundente 6-0, 6-2.

La confirmación de que Nadal estaba de vuelta llegó con la racha de 19 partidos ganados hasta la final de Montecarlo, donde cayó ante el entonces número uno del mundo, Novak Djokovic. Era la primera vez que el español perdía ese torneo; desde 2005 acumulaba una foja de 48-1, con ocho ensaladeras.

Montecarlo fue su único escollo en la temporada de tierra 2013. Desde esa derrota no volvió a perder un partido hasta la primera ronda de Wimbledon, hilvanando una seguidilla de 22 triunfos.

Su dominio se extrapoló también a las canchas duras de América, donde obtuvo los títulos de los Masters 1000 de Montreal y Cincinnati, este por primera vez, así como su segunda copa del US Open.

Con todas estas victorias, la hegemonía del serbio Djokovic peligraba, porque defendía los campeonatos de Beijing, Shanghai y el torneo de Maestros, mientras que Nadal solo sumaba y sumaba.

Finalmente en la capital china sucedió lo que a principios de año parecía imposible, y lo que a medida en que transcurrían los meses pasaba al plano de lo posible. A pesar de haber perdido en la final contra Djokovic, Nadal volvió a la cima del ranking de la ATP.

Aún no alcanzando la última instancia en el Masters 1000 de París y con solo dos partidos ganados en la ATP World Tour Finals el ibérico emula los logros alcanzados en 2008 y 2010, donde también lideró la clasificación de los mejores tenistas del planeta.

Es una realidad que no tiene el record de más títulos de Grand Slam, o más de 200 semanas como número uno del mundo, o no llega siquiera a las 700 victorias, pero con lo mostrado en 2013, al parecer el nombre “Rafael Nadal” seguirá ubicándose en mejor posición en esos y otros encasillados del tenis profesional.

Dejar una Respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR