Se niega al paso del tiempo

 

“Todavía soy increíblemente joven y la gente sigue diciéndome lo mayor que soy”
Casi cuatro semanas habían pasado de aquella lejana derrota ante Andreas Seppi en la tercera ronda del Australian Open. Campeón de Brisbane en la primera semana del año,Roger Federer se presentó en su tercer torneo de la temporada en Dubai, lugar que siempre le dio buenas sensaciones. Emiratos Árabes es un país elegido con asiduidad por “Su Majestad” para descansar o entrenar durante el exigente calendario ATP y ahora afrontaba esta habitual competencia que lo vio más veces ganador que perdedor a lo largo de sus presentaciones. Y 2015 no iba a ser la excepción.
El cuadro, como en casi todas las ediciones del certamen, presentó a muchos de los mejores del mundo. Dinero como en ningún certamen de su categoría, 500 puntos para el ranking ATP, comodidades únicas y superficie dura, hacen del evento un imán para los jugadores del circuito. Por algo fue elegido por los jugadores como el mejor ATP 500 del circuito en once de los últimos doce años, solo interrumpido en 2007 por Acapulco.Djokovic (1°), Federer (2°), Murray (3°) Berdych (8°) fueron los Top10 presentes en 2015 con el aliciente de tener al Top3 completo y a ocho Top20 entre los preclasificados. Un lujo, como casi todo en Dubai.
De mitad de cancha para adelante, letal.
Sin sobresaltos, salvo un set perdido por Djokovic en la semifinal, los dos mejores del torneo, y del mundo, accedieron al último partido. El favorito era el serbio, por el presente de ambos y porque Novak le lleva casi 4000 puntos en el ranking y es el actual campeón del Australian Open. Roger tenía a favor: haberlo derrotado en su último enfrentamiento en Shanghai 2014, y el lugar, su segunda casa, donde acumulaba seis títulos en ocho finales sobre once participaciones. Números impactantes que aumentó tras la final.
La definición por el título fue intensa. La superficie veloz beneficiaba el ataque constante de Federer y sus idas a la red, todo respaldado por un servicio implacable que lo sacó de situaciones complejas y lo ayudó a ganar y dominar el encuentro. Cuando Djokovic quiso imponer su ritmo desde el fondo de la cancha, Roger bajaba la velocidad con un slice o se abalanzaba a la red. Sin fisuras, todo salió a la perfección para el suizo que cerró una actuación brillante 6/3 7/5 sobre el número uno del mundo y lanzó al micrófono: ”No creo que haya podido jugar mejor”. 37 winners, 12 aces y 80% de puntos ganados con su primer servicio sin quiebres, lo verifican. Intratable.
Título en mano, satisfacción por dentro, el siete veces campeón en Dubai solo tuvo elogios para con la rivalidad que tiene con el número uno del mundo: “Jugar contra Novak siempre es bonito. Siempre sacamos lo mejor del otro, así que es muy especial. Creo que se ha convertido en una rivalidad muy bonita. Ha sido agradable ver todo lo que ha mejoradoDjokovic en estos años. Se ha convertido en un jugador increíble, especialmente en los últimos cinco o seis años, limpiando su juego tan maravillosamente que hoy en día es el que mejor se mueve de todo el circuito”.
Sigue cómodo en el N°1 del mundo pero…
Djokovic, el tercero en discordia hace un largo rato y el mejor hace casi un año, también acumula logros importantes en su andar en el circuito. Fue su quinta final en suelo Árabe (4-1) y quedó en las puertas de cosechar su título número 50 ATP (49-23). “Nole” tiene asegurado el número uno del mundo virtualmente hasta Wimbledon salvo una catástrofe en su tenis o una lesión grave, que esperemos no suceda por el bien del tenis. El historial contra Federer quedó 17-20 en su contra. La última victoria del nacido en Belgrado fue en la electrizante final de Wimbledon 2014, partido que no permitió luego a “RF” ser el mejor del mundo en el ranking.
Los siete títulos obtenidos por Federer en Dubai igualan la cantidad conseguida por el helvético en Wimbledon y Halle. En los tres torneos perdió además dos finales. Nueve finales también alcanzó en el Masters pero cayó en tres de ellas. El récord absoluto de finales en un mismo torneo sigue siendo de Roger pero en Basilea, con once definiciones (6-5). Fue su título número 84 en 126 finales disputadas. Líder en torneos sobre cancha dura con 58 títulos, empata con 63 campeonatos obtenidos al aire libre con Rafael Nadal, campeón también esta semana pero en Buenos Aires.
Lista hasta el 2/3/2015
La leyenda del tenis afronta en cada torneo un posible récord a batir. Fiel a su historia, no deja las cosas a medias y a sus 33 años sigue pulverizando marcas. Durante la final superó la barrera de los 9000 aces en su carrera para ocupar el cuarto lugar desde que se tienen registros de saques directos (1991-2015). El tercer puesto lo ocupa Andy Roddick, al que pasará en los próximos torneos. Más de 1000 partidos ganados (1007), al menos un título por año desde 2001 (15 temporadas, récord absoluto) y más de 9000 aces (9007) en apenas tres torneos disputados en 2015. Esto recién comienza…
Daniel Vitale Pizarro

Dejar una Respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR