¿Será el año de Berdych?

Festejo contenido hace 16 meses

Un joven checo de solo 20 años recién cumplidos llamado Tomas Berdych, irrumpía en el último Masters1000 de la temporada 2005, en París Bercy, y llamaba la atención de todos por su simpleza y naturalidad para golpear la pelotita amarilla. 196cm de altura, físico portentoso y unos gemelos poco comunes en jugadores de esa talla, se cargaba a Ivan Ljubicic en la final y las especulaciones sobre su futuro comenzaban a esbozarse como el jugador a seguir. Vistoso como pocos, por su juego, el poco esfuerzo que le costaba generar potencia y su figura, ingresó a la elite del tenis profesional en 2005, sin salir del Top30 desde su título en la ciudad luz en esa temporada. La consolidación en el Top10 tardó pero llegó. Luego de unas semanas entre los diez mejores en 2007, 2008 y 2009, un año después se instalaría allí para nunca más salir de ese sector de privilegio.

Técnica depurada

Una final ATP por año al menos desde 2004, el bicampeón de la Copa Davis y dueño de un récord holgadamente positivo en la competencia por equipos, llegaba a Rotterdam 2014 como el Nº7 del mundo, luego de la semifinal en Australian Open perdida ante el campeón, Stanislas Wawrinka. Su último grito había sido 16 meses atrás, en octubre de 2012 en Estocolmo, siendo el único jugador del Top10 en 2013 que no había levantado un trofeo. La corona en Suecia estaba muy lejos en el tiempo para un jugador de la talla de Berdych y en Holanda quebraba esa mala racha. Fueron tres finales perdidas desde su último trofeo, todas en 2013 y este título en el ATP500 le devuelve la confianza que necesita para encarar un año más dentro de los mejores tenistas de la actualidad, a sus jóvenes 28 años.

 

Rotterdam presentaba un cuadro muy competitivo. Con cinco Top10 y con los ocho precalsificados dentro del Top20, sin dudas es uno de los ATP500 más competitivos del circuito. Del Potro, campeón defensor, cayó en cuartos de final contra Gulbis. El argentino acusó nuevamente dolores en esa bendita muñeca. Berdych tuvo ante Janowicz el partido más duro en cuartos de final. Ante Gulbis en semifinales y Cilic en la final, hubo un solo jugador en la cancha y ese fue el checo. Muy seguro con sus atributos como jugador, arrasó con ambos tras aprovechar que el cuadro se fue abriendo con el paso de las rondas y levantó su noveno título como profesional, en veinte finales disputadas.

El finalista Marin Cilic, de gran presente luego de ganar en Zagreb la semana pasada y con victorias en Holanda ante Tsonga Murray, ambos Top10, nada pudo hacer. El croata fue una sombra de lo que ofreció durante los últimos catorce días de competencia, con errores y un aparente cansancio, quizás aquejado por la seguidilla de partidos. Con poco, pero más que su rival, Berdych pudo con Cilic 6/4 6/2 en una hora y quince minutos de juego.

La felicidad de volver a levantar un ATP

Gracias a su forma de jugar, Berdych es un jugador para alguna vez disfrutar en vivo. Como acelera sus golpes y con la limpieza que lo hace, merece que paguemos una entrada para verlo. Quizá junto a Roger Federer, son los jugadores que impactan la pelotita con más limpieza del circuito actual y eso no es poca cosa. Comandado por Tomas Krupa, acumula semifinales en los cuatro Grand Slams y del Masters, más la final de Wimbledon en 2010. El mundo del tenis (y del marketing) espera que Tomas de el golpe de gracia y obtenga uno de los cuatro Grandes más temprano que tarde. Además, en ocho de los nueve Masters1000 accedió al menos a semifinal. Tenis no le falta, y si pudo Wawrinka


Y el artífice de la estabilidad de Tomas en el Top10 tiene nombre y apellido y es otro checo, Tomas Krupa. Unido a su grupo de trabajo desde 2009, su compatriota lo ha encaminado en un camino de consolidación dentro del Top10 con objetivos más ambiciosos que aumentan cada año con los resultados obtenidos. “Me cambió la forma de afrontar el tenis y mi mentalidad”, dijo alguna vez sobre su actual entrenador. Aunque tocó el Nº5 hace unos meses, en agosto pasado, tiene aun muchas metas por realizar: “Me gustaría ganar en Wimbledon por la tradición y el lugar“, siendo el All England el único Major en el cual accedió a la final en 2010.

Nacido en Valasske Mezirici, República Checa, una ciudad de 30.000 habitantes, es fanático del hockey sobre hielo (sigue a los Detroit Red Wings) y amigo de varios jugadores checos de la NFL que fueron campeones olímpicos en 1998. Uno de sus amigos aun activos, Jaromír Jágr, es parte del equipo checo de hockey sobre hielo en los Juego Olímpicos de Sochi 2014, que se están disputando por estas semanas en Rusia.

Jaromír Jágr

Exnovio de la tenista checa Lucie SafarovaTomas Berdych en 2011 empezó a salir con la bella modelo Ester Satorova, para agregarle aun más atractivo a este jugador.

El amor

Daniel Vitale Pizarro

Dejar una Respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR