Todo volvió a la normalidad

 

Nadal como un chico más

Kei Nishikori sacaba 6/2 4/3 15-30 cuando ante una contrapierna, el japonés quedó trabado durante el punto por un dolor que no le permitía desplazarse con normalidad, producto del cansancio y el esfuerzo. Su pierna izquierda, además de su cadera, no permitieron que Kei levantara su primer Masters 1000 en su primera final de la categoría. Con un trajín abultado siendo campeón en el Conde de Godó la semana pasada, ya había evidenciado problemas en cuartos de final ante Feliciano Lopez. Lo mismo sufrió contra David Ferrer, escollo durísimo que pudo pasar en semifinales. Pero la vara en la final estaba muy alta. Rafael Nadal llegaba a la final con victorias convincentes, especialmente ante Berdych en cuartos de final, su mejor partido del año en polvo de ladrillo, despejando las dudas de Monte Carlo y Barcelona. Aquí pueden ver el momento cuando a Nishikori su físico le dice basta El pupilo de Dante Bottini manejó el primer set a gusto. Condicionado por su estado físico, salió a dominar el encuentro, atacar cada bola y no estirar los puntos, situación en la que Nadal agiganta su figura. La estrategia rozó las perfección hasta que su físico dijo basta. “Rafa”, aun siendo vapuleado, intentó acercarse en el marcador y equiparar las acciones pero el futuro Top10 (será 9° a partir de hoy) estaba intratable desde la linea de base. A partir de ese momento (4/3 del segundo set para Kei), todo fue para Rafael. Siete games seguidos que desembocaron en el lógico abandono del nacido en Shimane priorizando su físico para no agravar la lesión, con un Grand Slam tan cercano en el tiempo. “En el primer set, no es que me lo estaba poniendo muy difícil, me estaba pegando una paliza. Hoy la suerte estuvo de mi lado”, fue lo primero que dijo Nadal apenas tomó el micrófono al terminar el partido. ”Es lamentable, lo siento por Kei. Yo pasé una situación similar en Australia, así que sé lo amargo que es afrontar un partido de esta manera”, agregaba el campeón, aludiendo una vez más que lo sucedido en Australia no fue una derrota más en su curriculum y dejaba en claro que rendirse no existe en su diccionario: “Estaba siendo competitivo. Dentro de la negatividad que estaba pasando en el partido, me mantuve con mucha ilusión. Todavía tenía la energía para seguir intentándolo, aunque era bastante difícil”. Un desilusionado Nishikori contaba sus sensaciones luego del retiro: “Yo estaba haciendo daño cuando de repente no podía moverme ni podía saltar. Fue muy triste, sobre todo porque estaba ganando, jugando casi el mejor tenis de mi vida. Lideraba por 6-2, 4-2. Fue muy duro mentalmente para mí”. Pero el finalista rescató el nivel demostrado y su presente en arcilla: “Hay un montón de cosas buenas. Va a ser muy emocionante Roland Garros porque nunca me había sentido así en tierra batida. Estoy muy seguro que cuando golpeo… voy en busca de los tiros ganadores. Puedo golpear desde cualquier lado, derecha o revés, por lo que tengo una muy buena sensación en tierra batida en estos momentos”.

La reina Sofía le estrechó la mano al japonés: “Otra vez será”

El título para Rafael Nadal significó el número 63 en su palmares, 44 de ellos obtenidos sobre tierra batida, a dos del récord de Guillermo Vilas. Líder absoluto de Masters 1000 con 27 trofeos, alcanzó el enorme número 90 en finales alcanzadas en el circuito, 39 de la categoría 1000. En la capital española, esta corona fue la cuarta que levantó, tercera desde que se disputa en arcilla, obteniendo en 2005 su primer y único título bajo techo sobre cemento de su carrera. Además pasó a liderar la lista de triunfos en 2014 con un récord de 30-5. Números que crecen y aumentan de cara a la valoración final de un deportista que no solo es de los mejores de la historia de este deporte sino del deporte mundial. Nishikori y sus logros también están haciendo historia. Fue la octava final ATP de su carrera con 24 años. Campeón en Barcelona y finalista en Madrid en semanas consecutivas, como premio se llevó ser el primer Top10 japonés en la historia a partir de hoy (9°). ”Fue un gran objetivo para mí llegar al Top 10, pero por ahora es sólo una semana. Espero poder mantener este ranking”, mostrando que no quiere estar de paso en la elite del tenis. Y con Michael Chang en el banco, será uno de los rivales a vencer en Roland Garros, torneo que el norteamericano conoce muy bien.

 

Una mordida más

A todos los número de Nadal le tenemos que sumar que por décimo año consecutivo, el de Manacor levantó al menos un Masters 1000 por temporada. Se encuentra sexto en soledad en cantidad de títulos en la historia, tras haberse despegado de Vilas (62), a uno de Sampras y Borg (64). Como N°1 del mundo llegó a la semana 134 en esa posición y la 32 consecutiva desde que retomara ese puesto en octubre del año pasado. Lejos aun se encuentra John McEnroe en el quinto lugar con 170 semanas como Monarca y el trece veces campeón de Grand Slam deberá defender Roma a partir del lunes y Roland Garros si quiere seguir en la cima del tenis mundial. Conferencia de prensa de Nadal luego de su victoria

Daniel Vitale Pizarro

1 Comentario

  • Eso quiere decir que Nadal ganó xq el Nishi estaba cansado.ENTONCES DONDE ESTA LO NORMAL? SI HUBIERA GANADO NADAL EL GODO Y ESTE MASTERS….Como siempreeee…entonces eso SI ES LO DE ANTES…PERO NOOOOO…. NADAL YA NO ES EL MISMO NI LO SERÁ.PUNTO FINAL

Dejar una Respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR