Yo he visto jugar a Ilie Nastase

Ilie_Năstase_(Davis_Cup)

Mientras se disputa la final de Roma 2014, mi mente vuela hacia la final de 1970. por aquel entonces yo tenía 12 años y sin saberlo aún me encontraba a unos meses de ganar mi primer torneo de tenis. Aquel año la final la disputaban un rumano y un checoslovaco. El rumano era Ilie Nastase, el checo Jan Kodes.

En aquellos tiempos solo televisaban completos los partidos de los Grand Slam, pero ofrecían reportajes amplios de partidos de otros importantes torneos, incluso había algún programa deportivo en el que el fútbol ocupaba un lugar secundario. Allí pude ver un amplio resumen de aquella final. Lo que atrajo mi atención, en un primer momento, fue la presencia en la final de Ilie Nastase, no porque lo admirase, eso vino después, sino porque yo había leído que aquel joven (23 años en aquel momento) había declarado “para mí Manolo Santana es un ídolo. Su control de la pelota no lo he visto en ningún otro jugador. Intento copiarle.”

Comencé a ver aquel resumen y descubrí que aquel deporte que me gustaba, que me divertía practicar con los amigos, además podía ser un arte. Ilie Nastase ganó Roma 1970 y ganó un admirador, un seguidor, un imitador. Un año después, ambos repitieron final, esta vez en Roland Garros , y esta vez el checo, a años luz de la calidad tenística de Nastase, pero un gran luchador, se llevó la victoria.

b_ilie_nastase

Todo esto me viene a la cabeza mientras Nadal y Djokovic nos obsequian con un partido cargado de intensidad, de músculo, de fuerza, de gritos con cada golpe, pero total y absolutamente vacío de magia, de arte, de imaginación, de fantasía. Si, lo sé, es cierto, en los últimos años todo el deporte, y el tenis no es una excepción, ha evolucionado dando cada vez más valor al físico, a la ley del más fuerte. Eso puede estar bien para ciertos deportes, pero hay quienes; ilusos,soñadores; creemos en la fantasía, disfrutamos de un golpe de magia, de imaginación, valoramos un golpe inesperado para el rival, para el público y no valoramos tanto esa demostración de fuerza.

El problema de esta moda es para los jóvenes. Ahora llegas a entrenar y te encuentras con un compañero frente a ti, que calienta no peloteando contigo, pelotea contra ti. Practicas un ejercicio que involucra a varios jugadores y en el que se trata de que el último al que llega la bola ejecute el golpe que estas entrenando y te encuentras compañeros que no entrenan contigo, entrenan contra ti. Juegas al final del entreno y te encuentras compañeros que buscan el golpe ganador cada vez que golpean la bola. Ahora si no pegas todas las bolas con fuerza, si tus golpes no son ganadores, no eres nadie. Lo difícil es encontrar jugadores que se trabajen un punto, jugadores que te sorprendan. Ahora puedes ver todos los partidos de un torneo y quizá no veas un solo golpe imaginativo, no verás ningún jugador con la fantasía puesta al servicio de su tenis.

Cuando yo a mis jóvenes compañeros les digo. “Nastase es Dios y yo soy su profeta”. No me entienden, como mucho alguna usa internet y descubre que fue el número 1 en el primer año de rankings computerizados (1973). Alguno lee anécdotas sobre su carácter, sobre su forma de ser pero no pasan de ahí, siguen pensando que lo mio no son más que historias de abuelito.

Por eso aquí y ahora, después de haber jugado tenis entre 1970 y 1982, después de haber vuelto a jugar hace 5 años y sin ver próxima mi nueva retirada (tengo cuerda y fantasía para rato) puedo decir que he ganado partidos, torneos,he perdido partidos, finales, he dado sorpresas consiguiendo victorias inesperadas y también cosechando derrotas igual de inesperadas, pero lo mejor que me ha dado el tenis es poder decir YO HE VISTO JUGAR A ILIE NASTASE.

No sé hasta que punto interesará esto a los lectores, pero en este momento siento que estoy saldando una deuda, la deuda que mi tenis,la deuda que yo, tenía con Ilie Nastase.

Llie-Nastase-4-Profile-resize

http://www.tenisaqui.com/opinion/yo-he-visto-jugar-a-ilie-nastase/

José Oriol.

Dejar una Respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR